• Español
  • Inglés

Horario : Lunes a Viernes 10-14h y 16-20h  - Contacto : Nuestra clínica dental en Alcalá de Henares: 912 61 97 25/44

Recesión o encías retraídas

La retracción gingival es un problema muy común que puede deberse a múltiples causas:

  • Enfermedad periodontal (piorrea, gingivitis)
  • Abrasiones del tejido por incorrecto cepillado.
  • Predisposición genética.
  • Tabaquismo.
  • Envejecimiento.

Las consecuencias de esta pérdida de tejido gingival son tanto estéticas como funcionales. A medida que el proceso avanza los dientes se ven descarnados, lo cual desluce la estética de la sonrisa. Pero además se produce pérdida ósea, dado que el hueso busca siempre una distancia biológica con la encía que le permita mantenerse aislado de la cavidad bucal. Esta reabsorción conlleva que con el tiempo aparezca movilidad de las piezas, y a la larga deriva en la pérdida de los dientes afectados.

Se trata de un proceso progresivo que puede empezar en la juventud con un avance muy lento, pero que tiende a exacerbarse a partir de los 40 años, especialmente en personas que tienen un tejido periodontal fino (aunque esté sano) y en fumadores.

Los síntomas que deben alertarnos son cualquiera de estos:

  • Sangrado de encías
  • Sensibilidad a alimentos fríos y calientes
  • Percepción de que la encía pierde su volumen y/o el espacio entre dientes es mayor.
  • Aparición de pequeños espacios o sombras negras entre los dientes
  • Sensación de tener los dientes más largos.
  • En casos más avanzados, movilidad de la raíz.

¿Tiene este problema solución?

Si.

Hasta ahora el tratamiento indicado consistía en realizar injertos del tejido conectivo del paladar sobre la zona afectada. Era un tratamiento doloroso con un postoperatorio molesto, y en la mayoría de los casos no permitía obtener la cantidad suficiente de tejido para solucionar el problema.

Actualmente contamos con un protocolo de regeneración tisular guiada que más eficaz a la vez que menos doloroso y costoso, y ofrece unos resultados excelentes.

Utilizamos un concentrado de plaquetas en una matriz de fibrina, obtenido de la propia sangre del paciente, que complementamos con membranas de colágeno cuando el caso lo requiere. Por lo general se necesita una única intervención para lograr la recuperación del volumen original de la encía y los resultados son estables a largo plazo.

Beneficios de este tratamiento:

  • Se consigue detener un proceso que conlleva a largo plazo la pérdida de las piezas afectadas.
  • Considerable mejora estética
  • Es un procedimiento menos doloroso y agresivo que la cirugía de paladar.
  • Más económico que el procedimiento tradicional.

Debido al desconocimiento, muchas personas se preocupan del aspecto y salud de sus dientes y sin embargo descuidan sus encías, sin embargo las encías y el hueso subyacente son el único soporte de nuestros dientes. De ahí la importancia de vigilarlas y cuidarlas, prestando atención al sangrado, dolor, retracción o inflamación, signos claros de alteración periodontal.

Nuestras visitas de diagnóstico incluyen sistemáticamente una valoración específica de la salud periodontal y una pauta de tratamiento o una rutina de mantenimiento en el caso de ser necesario. Existen medios para controlar la enfermedad periodontal si ésta se trata a tiempo.

Recesión o encías retraídas
Vota

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y así poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo el uso cookies de este sitio. Política de Cookies

Cerrar