• Español
  • Inglés

Horario : Lunes a Viernes 10-14h y 16-20h  - Contacto : Nuestra clínica dental en Alcalá de Henares: 912 61 97 25/44

La caries dental

La caries es una enfermedad infecciosa transmisible, la más común que afecta a los dientes, en la que los ácidos producidos por las bacterias disuelven los dientes. Algunas bacterias se pueden transmitir de padres a hijos y crean una película pegajosa, conocida como placa dental, en la superficie de los dientes. La predisposición a las caries varía entre los individuos y entre los diferentes dientes dentro de una misma boca. La forma de la mandíbula y de la cavidad bucal, la estructura de los dientes y la cantidad y calidad de la saliva son importantes para determinar por qué algunos dientes tienen una mayor predisposición que otros. Algunas personas tienen niveles más altos de bacterias que causan caries que otras debido a una higiene bucal inadecuada o insuficiente.

En los últimos años ha habido una reducción en la incidencia de caries en la mayoría de los países europeos. Un aumento de la higiene bucal, incluyendo un cepillado diario y el uso del hilo dental para quitar la placa, así como el uso de pasta de dientes con flúor, combinado con revisiones dentales periódicas, parecen ser los responsables de la mejora. El flúor aumenta la dureza del esmalte de los dientes, haciéndolo menos solubles a los ácidos. Una cantidad apropiada de flúor ayuda a prevenir y controlar las caries.

Las revisiones dentales regulares pueden ayudar a detectar y controlar problemas potenciales. Controlar y eliminar regularmente la placa puede ayudar a disminuir la incidencia de caries. Si hay poca placa, la cantidad de ácidos formados será insignificante y no se producirá la caries.

Los hábitos alimenticios juegan también un papel importante en el desarrollo de la caries. Actualmente sabemos que cualquier alimento que contiene carbohidratos fermentables (azúcar o fécula) puede contribuir a la aparición de caries. Las características físicas de un alimento también afectan al proceso de formación de la caries. Cuanto más tiempo se queden los alimentos que contienen carbohidratos alrededor de los dientes, más tiempo tienen las bacterias para producir ácido y mayor la posibilidad de desmineralización de las piezas.

En los períodos entre las distintas ingestas de comida o bebida, la saliva actúa para neutralizar los ácidos y ayudar a la mineralización. Lo más recomendable es limitar el número de ingestas con carbohidratos a no más de 6 veces al día y asegurarse de que los dientes se cepillen usando una pasta de dientes con flúor dos veces al día.

Algunos alimentos ayudan a protegerse contra la caries. Por ejemplo,la leche, los quesos curados, que aumentan el flujo de saliva, y contienen calcio, fosfatos y caseína, una proteína láctea que protege contra la desmineralización. Los productos buenos para los dientes se producen usando ingredientes para endulzar que no pueden ser fermentados por las bacterias de la boca. En esta categoría entran edulcorantes intensos como la sacarina, y los sustitutos del azúcar como el sorbitol. Los chicles sin azúcar consumidos tras una comida aceleran la limpieza de los restos de alimentos y reducen la tasa de desarrollo de caries

La caries dental
Vota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y así poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo el uso cookies de este sitio. Política de Cookies

Cerrar