• Español
  • Inglés

Horario de apertura : Lunes a Viernes 10-14h y 16-20h  - Contacto : Clínica dental Alcalá de Henares: 912 61 97 25/44

El embarazo y la salud dental. Consejos y mitos

Cuando una mujer está embarazada, experimenta cambios en su organismo que pueden llegar a afectar su salud dental. Pero además, un deficiente cuidado de la cavidad puede complicar el desarrollo del bebé.

Ya es sabido mediante investigaciones científicas que la salud bucal y la general están estrechamente relacionadas. Más de 50 patologías han sido vinculadas a enfermedades de la boca. En el caso de las mujeres embarazadas, esta relación puede ser mucho más riesgosa.

Por ejemplo, está demostrado que la enfermedad de las encías, como la periodontitis puede provocar bajo peso en el neonato e incluso su nacimiento prematuro. Por ello, el principal consejo que da nuestro dentista infantil en Alcalá de Henares recomienda a las mujeres embarazadas o que planean quedar en cinta próximamente, visitar al dentista para una revisión completa de su boca.

El especialista podrá verificar la salud dental, tomar las previsiones necesarias y  prescribir tratamiento, en el caso de ser requerido.

Los riesgos para la salud dental de la mujer embarazada comienzan en el primer trimestre. Los vómitos, muy comunes en esos días, pueden erosionar la placa dental si son muy frecuentes, dando oportunidad a la aparición de caries.

Por los cambios hormonales, la composición de la saliva es diferente, ahora es más ácida, por lo que compromete aun más los dientes de la embarazada.

En estos casos el consejo es, en cuanto se conoce del embarazo, potenciar la higiene bucal con un cepillado más preciso y una pasta con flúor, y el uso de las herramientas que intervienen en un completo ritual, como la limpieza interdental, el enjuague y el sedal. Un higienista o dentista podrá practicar una limpieza profesional de forma preventiva.

Otro riesgo para la embaraza es la enfermedad de las encías, que puede comenzar con el enrojecimiento y sangrado de la mucosa y degenerar en una periodontitis. En el estado de gravidez, el torrente sanguíneo es más activo y hace su víctimas a las mucosas de la boca. Ante cualquier molestia o vista de algún síntoma de gingivitis la embarazada debe acudir de inmediato a su dentista de confianza.

Esta enfermedad, cuya incidencia va de 65% a 75% de las embarazadas, aparece generalmente entre el tercer y el octavo mes de gestación y resolverse por sí mismo después del parto.

El consejo como dentista infantil en Alcalá de Henares para las embarazadas es atender sus encías en caso de alguna molestia y evitar la enfermedad avance hacia una periodontitis. Los altos niveles de hormonas como la progesterona y el estrógeno provocan afecciones negativas en los tejidos y huesos de las embarazadas, por lo que, durante ese periodo, es posible que la mujer note algunos de sus diente flojos.

Otro problema que puede surgir es la aparición de tumores entre los dientes y en las encías. Algunos son dolorosos y todos sangran. Generalmente desaparecen solos, aunque en algunos casos hay que hacer una pequeña cirugía para retirarlo sin riesgo alguno, después del parto.

En cuanto a la alimentación, la embarazada debe limitar su consumo de dulces y preferir frutas y vegetales, además de suficiente agua potable.

Mitos embarazo y salud dental

Desde Saludalia Dental Alcalá de Henares negamos que una mujer embarazada no puede ser sedada para una pequeña intervención dental. Durante el primer trimestre de gestión es mejor contenerse, pero luego es hasta recomendable realizar los tratamientos odontológicos necesarios.

En las anestesias se usa óxido nitroso y no representa riesgos para la embarazada y su bebé, mientras que la mayoría de los fármacos para los tratamientos dentales se pueden usar sin mayores problemas.

También es un mito que el bebé o la embarazada pueden salir afectados tras una radiografía dental. Es cierto que la radiación suele ser peligrosa, pero los profesionales de la odontología y la medicina conocen todas las garantías necesarias para evitar problemas.

El feto se protege con un delantal y un collarín aplomados, que van desde el cuello hasta la parte baja de abdomen. La embarazada puede hacerse la radiografía si es obligatoria para diagnosticar algún problema.

Lo que sí está contraindicado es la aplicación de peróxido de hidrógeno, el que se utiliza en los blanqueamientos dentales.

Otro de los mitos ya casi olvidado es el que afirmaba que la mujer embarazada tenía más riesgo de tener caries si consumía alimentos entre horas. Puede producir caries cualquier comida si la mujer no se cepilla de forma exhaustiva después de comer.

También es falso el dicho que dice: “cada parto me costó un diente”. Mientras se desarrolla en el vientre de su madre, el bebé necesita calcio, pero no lo toma de los dientes de ella, sino de la alimentación que le brinda. Por ello, a las embarazadas se les prescribe un suplemento de calcio, una dieta balanceada y consumir lácteos.

Como dentista infantil en Alcalá de Henares en Saludalia Dental siempre les comento que “si su boca está sana, lo más seguro es que la de su bebé también lo esté”. Seguir los consejos, visitar al dentista, tener una alimentación acorde a su condición y mantener una higiene bucal estricta y dedicada, le permitirán llegar a cumplir esa meta.

El embarazo y la salud dental. Consejos y mitos
5 (100%) 1 vote[s]

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y así poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo el uso cookies de este sitio. Política de Cookies

Cerrar