• Español
  • Inglés

Horario : Lunes a Viernes 10-14h y 16-20h  - Contacto : Nuestra clínica dental en Alcalá de Henares: 912 61 97 25/44

Bruxismo hombre. Saludalia Dental Alcala de Henares

El bruxismo o rechinamiento de los dientes

Desde hace años, los científicos han definido el bruxismo como la costumbre generalmente inconsciente de rechinar o apretar los dientes. Estudios más recientes, elaborados por instituciones, indican que es una actividad parafuncional, diurna o nocturna, que incluye rechinar, apretar, juntar o golpear los dientes.

Pero desde nuestra clínica dental en Alcalá de Henares, Saludalia Dental consideramos que la definición que recoge con mayor actualidad lo que es el bruxismo es la de Ambrosio Bermejo Fenoll, tomando como base el concepto anterior de la Academia Americana de Dolor Orofacial (AAOP): “es un movimiento parafuncional mandibular, liberador de estrés, cuyos efectos principales son apretar, juntar, golpear o rechinar los dientes, teniendo repercusión primero en el sistema dental y periodontal, y segundo en el aparato musculoesquelético craneomandibular”.

La fuerza aplicada cuando el paciente aprieta o rechina está entre el 30% y 60% por encima de la mordida máxima normal.

Como cirujano oral, he contemplado muchos casos de bruxismo y puedo afirmar que se trata de una de las patologías más comunes de la boca con incidencia en hombres o mujeres y niños o adultos por igual, aunque se ha comprobado que su fuerza disminuye con la edad. Se ha previsto que un tercio de la población mundial lo padece.

Su tratamiento es complicado, por lo que lo ideal, antes de aplicar cualquier procedimiento, es hacer un diagnóstico lo más cercano a la realidad del paciente. Y para lograrlo, nuestros expertos de la clínica Saludalia Dental lo primero que investigan es la clasificación pormenorizada sobre el bruxismo, puesto que es lo más importante.

El mismo Ambrosio Bermejo plantea una de las clasificaciones más precisas, en diferentes circunstancias:

  1. Según el momento en que ocurre: durante la vigilia (cuando la persona está despierta, sea día o noche), durante el sueño, o mixto (en cualquier momento, esté el paciente dormido o en vigilia).
  2. Según exista o no causa aparente: primario, cuando no hay causa aparente; y secundario, cuando la causa es objetivable.
  3. Según el tipo de actividad motora mandibular: Tónico o céntrico, cuando se mantiene el apretamiento; fásico o execéntrico, cuando el rechinar es por movimiento mandibular; y mixto, cuando hay apretamiento y rechinamiento.
  4. Según permanezca o no actividad parafuncional: histórico, cuando el desgaste dentario da muestra de un bruxismo anterior, pero que ya no existe; actual, existente en este momento y que puede estudiarse en un laboratorio del sueño.

Durante la vigilia (estar despierto) el bruxismo suele ser tónico, suave y silencioso, pero en el sueño puede ser fásico, violento y sonoro.

No hay una causa específica en el bruxismo, los científicos creen que se trata de una combinación de factores físicos, psicológicos y genéticos. Por ejemplo, se ha dicho que durante la vigilia, el rechinar puede deberse a la ansiedad, el estrés, la ira, la frustración o la tensión. Pero también se piensa que puede ser un hábito durante la concentración profunda. Durante el sueño puede deberse a la actividad de masticar relacionada con el sueño y asociada con despertarse durante el sueño.

De todas maneras, hay factores de riesgo identificados mediante investigaciones científicas, como sufrir de estrés o ansiedad, tener una personalidad agresiva o competitiva incrementa las posibilidades de apretar los dientes.

Aunque es poco común, los efectos secundarios de algunos medicamentos psiquiátricos, como los antidepresivos, pueden aumentar el riesgo de padecer bruxismo; y otros hábitos como fumar, consumir alcohol y usar drogas recreativas.

El bruxismo puede estar relacionado con ciertos trastornos médicos y de salud mental, como enfermedad de Parkinson, demencia, trastorno de reflujo gastroesofágico (enfermedad por reflujo gastroesofágico), epilepsia, terrores nocturnos, trastornos relacionados con el sueño, como apnea del sueño, y trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Puede ser un rasgo familiar, pues generalmente varios miembros de un mismo grupo familiar lo tienen. Mientras que en los niños es frecuente, suele desaparecer en la adultez.

El tratamiento que ofrecemos en nuestra clínica dental en Alcalá de Henares, Saludalia Dental tiene el objetivo de evitar que los dientes choquen entre sí, al menos no más que 17 a 20 minutos al día. No hay, todavía, una cura total de la enfermedad, porque hay factores que no pueden controlarse, pero se ha llegado a reducir parcialmente el rechinamiento o apretamiento.

Sí sabemos que al controlar el bruxismo durante la vigilia se tienen efectos positivos que ocurren durante el sueño.

Siempre nos enfocamos en cinco puntos fundamentales para prevenir o tratar el bruxismo:

  1. Modificación del hábito
  2. Uso de férulas
  3. Prescripción de fármacos (sobre todo para el control del estrés y la ansiedad).
  4. Aplicación de un tratamiento oclusal
  5. Uso de técnicas de biofeedback, para que el paciente aprenda a discriminar entre niveles altos y bajos de tensión muscular mediante la información que se le proporcione.
El bruxismo o rechinamiento de los dientes
Vota

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y así poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo el uso cookies de este sitio. Política de Cookies

Cerrar