• Español
  • Inglés

Horario : Lunes a Viernes 10-14h y 16-20h  - Contacto : Nuestra clínica dental en Alcalá de Henares: 912 61 97 25/44

Salud dental niños

¿Cómo cuidar la salud bucal de los niños?

No hay que esperar a que broten los primeros dientes para cuidar la salud bucal de los niños. Desde el nacimiento, los padres tienen la tarea de hacer limpieza en la boca del bebé y, conforme a su crecimiento, la ardua labor de crearle hábitos de higiene bucal que durarán toda la vida.

Nuestros dentistas infantiles en Alcalá de Henares lo tienen claro: Hay que hacerlo todo para luchar contra la caries, que tanto afecta a los niños en edad escolar, tal vez por el alto consumo de azúcar. Y asegurarse de que el niño tenga una sonrisa que lo represente.

Apenas haya un diente en la boca, la caries puede aparecer en cualquier momento y, dependiendo de la atención que se le dé, podría afectar la dentadura del niño de por vida, por la infección que llegaría a generar.

La caída prematura de un diente de leche causa además que los otros se abran para ocupar el espacio, dificultades para comer y posibles problemas en el desarrollo del lenguaje.

El objetivo es no dejar que la caries aparezca y, si lo hace, que no avance. Por supuesto, la prevención es el primer paso y una rutina de higiene para los dientes, sin importar si son de leche o los definitivos, es el acto primordial.

Desde el nacimiento hasta el primer año, luego de alimentar al bebé, sus encías deben ser cepilladas de forma suave con agua, usando, por supuesto, un cepillo para bebé. Otra opción es un enjuague con un paño limpio.

Al brotar la primera pieza dental, es hora de usar pasta. La principal recomendación es que sea poca y que no tenga flúor o que sea una concentración baja, al menos hasta los dos años. Una consulta a su médico puede aclarar las dudas.

El pediatra revisará, entre otras cosas, la boca del bebé, y si observa problemas o indicios de anomalías lo remitirá a un dentista.

De los 12 a los 24 meses, los dientes del niño deben cepillarse, al menos dos veces al día (después del desayuno y antes de ir a la cama son los mejores momentos). El proceso debe hacerse con agua y un cepillo suave.

Es necesario prestar atención a las costumbres de succión del niño, porque su intensidad y frecuencia pueden afectar la línea de los dientes de arriba y abajo. Un dentista puede guiarle sobre como detectar cambios en la mordida del infante.

Después de los dos años, el hábito de cepillado debe mantenerse dos veces al día. La supervisión de los padres es importante mientras el niño pueda hacerse cargo por sí mismo, y esto puede ocurrir a los 10 años.

Que el niño use el cepillo dental que le guste y que se adapte a su necesidad es primordial para que el hábito no se vuelva una tortura, sino más bien un juego que trae beneficios para su boca.

A partir de los dos años ya puede usar pasta dental con flúor, que es un agente importante para combatir la caries. Pero puede causar manchas blancas o cafés en los dientes definitivos si se traga con frecuencia. Por eso el niño debe comprender que debe escupir la pasta. También podrá usar enjuague bucal.

A los cuatro años ya los padres pueden usar hilo dental para en los dientes de los niños, aunque algunos profesionales creen que para enseñar el hábito, hacerlo en cuanto tenga dos dientes. Pero lo mejor es consultar cada caso con nuestros especialistas.

Todas las dudas que puedas tener sobre la salud bucodental de tus hijos puedes abordarlas con nuestros odontopediatras en Saludalia Dental Alcalá de Henares. No lo dejes para luego ¡Pide cita!

¿Cómo cuidar la salud bucal de los niños?
Vota

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y así poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo el uso cookies de este sitio. Política de Cookies

Cerrar