• Español
  • Inglés

Horario : Lunes a Viernes 10-14h y 16-20h  - Contacto : Nuestra clínica dental en Alcalá de Henares: 912 61 97 25/44

Adios a los dientes de leche

Muchos niños se emocionan cuando sienten que uno de sus dientitos se mueve. También se alegran al saber que pronto los visitará el “ratoncito de los dientes” o el “ratoncito Pérez”. Sin embargo, otros pequeños le temen al dolor. Si tu niño está angustiado, puedes tranquilizarlo asegurándole que probablemente no sufrirá dolor.

El primero en salir es el primero en caerse.

Los 20 dientes de leche de un niño, típicamente empiezan a brotar entre los 4 y 7 meses de edad. Para los 3 años, casi todos los niños tienen bien instalados todos sus dientes de leche, los cuales suelen caerse en el mismo orden en que salieron.

Esto significa que los dientes del medio de la mandíbula inferior son normalmente los primeros en caerse, alrededor de los 5 años. Los dos superiores centrales serán los siguientes. Hay niños que pierden sus primeros dientitos a los 4 años, mientras que otros no los pierden hasta los 7.

Es posible que a algunos niños se les empiecen a caer los dientes de leche muy temprano, antes de que los permanentes estén listo para salir. Esto puede suceder debido a un accidente o a una enfermedad dental. Cuando esto sucede, es común que el dentista coloque una prótesis de plástico (hecha a la medida) en el espacio donde estaba el diente temporal, mientras que sale el definitivo. Esto evitará problemas futuros de espaciamiento entre los dientes.

Si a tu niño se le empiezan a caer los dientes temporales antes de los 4 añitos, es recomendable que consultes con un dentista para asegurarte que no se debe a una enfermedad.

También puede ser que un niño de 7 años tenga todavía los dientes de leche. Aunque lo más probable es que no tenga ningún problema, es aconsejable llevarlo al dentista para que le haga algunos estudios.

Adios a los dientes de leche

Anima a tu niño a que mueva suavemente el diente que está flojito. Algunos dientes que están a punto de caerse, se pueden torcer para que se caigan por completo, ya que en la mayoría de los casos, la raíz está desintegrada.

Recuérdale a tu hijito, sin embargo, que no debe arrancar un diente que no esté listo para caerse, ya que la raíz quedará más propensa a una infección. Cuando los dientes de leche que están flojos tardan en caerse, algunas veces es necesario llevar al niño al dentista. Esto sin embargo, no es muy común.

Bienvenidos los nuevos dientes

No te asustes cuando veas que los dientes nuevos son más grandes, ya que es normal. Los dientes permanentes también suelen ser menos blancos que los de leche y tienen crestas más afiladas puesto que todavía no se han gastado.

Aunque no es muy común, existen casos en los que algunos dientes permanentes salen antes de que se caigan los de leche, creando dos hileras de dientecitos. Esta etapa es temporal y se conoce como los “dientes de tiburón”.

Adios a los dientes de leche
Vota

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y así poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo el uso cookies de este sitio. Política de Cookies

Cerrar